Ministerio de Salud

banner_salud

Promover entre los miembros de la Iglesia Adventista del 7º día un estilo de vida basado en la Biblia y en el espíritu de profecía a través de información, educación, asesoramiento y motivación en asuntos de salud. Concientizar en los hermanos que debemos cuidar nuestro cuerpo porque es la morada del Espíritu Santo y porque Dios quiere que su iglesia sea una iglesia saludable.

Departamento atendido por: C.P. Nelson Cruz Gramajos

El Departamento de Salud promueve un estilo de vida sano dentro de la iglesia y su entorno social. Estimula a sus miembros a ofrecer genuinamente y en cualquier lugar, un testimonio viviente que despierte un espíritu de investigación y abra el camino de la acción del Espíritu Santo en la vida de las personas.

Que cada miembro llegue a involucrarse en el cuidado de la salud. Creyendo firmemente que nuestro cuerpo es Templo del Espíritu  Santo, creyendo que Dios nos llama a cuidar de nuestros cuerpos, tratándolos con el respeto  que se merece la creación Divina. Y así poder alabar a Dios con una vida gozosa.

Fomentar la salud de nuestro cuerpo mediante los valores:

  • Temperancia
  • Dominio Propio
  • Confianza en Dios.
  1. Promover, en preparación para el regreso de nuestro Señor Jesucristo, la salud física, mental, social y espiritual en cada uno de los niveles de la organización, como también en nuestras instituciones.
  2. Activar y formar en las iglesias educadores y promotores de la salud.
  3. Integrar activamente a los profesionales adventistas en el ministerio de salud y temperancia de la iglesia, animándolos a ser, como prioridad de sus vidas, un testimonio de la enseñanza de la salud adventista.
  4. Buscar constantemente las maneras de alimentar el crecimiento y desarrollo de nuestras instituciones del cuidado de la salud, de manera que ellas puedan apoyar el ministerio de la iglesia, siendo que el saneamiento no significa solamente curar la enfermedad sino también sanar y salvar a las almas del estilo de vida pecaminoso y sus consecuencias.
  • Implementar el plan “quiero vivir sano” mediante los ocho remedios naturales agua, descanso, ejercicio, luz solar, aire puro, nutrición, temperancia, y esperanza en Dios.
  • Realizar brigadas médicas como punta de lanza para entrar en lugares nuevos.
  • Leer durante todo el año 2017 el libro “La Temperancia”
  • Tener promotores de la salud en cada Distrito y que dentro de las reuniones de laico haya una clase de salud permanente.

NOTICIAS POR MES

ÚLTIMAS NOTICIAS